Medicina Biológica y regeneración de tejidos

El concepto de Ingeniería o regeneración de tejidos apareció a finales del siglo XX y se podría decir que lo hizo partiendo de premisas clínicas que ya se comenzaban a exponer un siglo antes.

Medicina Biológica y regeneración de tejidos

Se habla por lo tanto de una técnica y disciplina de la medicina que se centraría casi de manera exclusiva en su aspecto quirúrgico, ya que la ingeniería de tejidos se basa en la restauración más que en la reconstrucción de órganos, y en la recuperación de sus funciones.

Los logros en este campo de la medicina biológica están alcanzando los límites de la ciencia ficción, y eso que todavía queda mucho camino por recorrer en el área de los transplantes e injertos.

Objetivo de la medicina regenerativa

El objetivo prioritario en todos los casos es ofrecer un tratamiento de medicina regenerativa que recupere la función del órgano dañado o enfermo. En este sentido se han alcanzado éxitos impensados tan solo cien años atras, sin embargo estos éxitos no han conseguido sino una prolongación limitada de las funciones recuperadas.

Ante este reto, el desarrollo de nuevos y más duraderos materiales permiten hoy el implante de prótesis sustitutorias. La idea no sería, de momento, buscar un arreglo temporal sino de una regeneración total del órgano o tejidos enfermos. Y todo de la forma más natural posible.

La ciencia se pone al servicio de la Medicina Biológica y la Ingeniería de tejidos para ofrecer soluciones que sean clínicamente válidas y por ello las ramas aplicadas de la Biología celular y molecular, bioquímica y biología clínica trabajan y avanzan juntas para encontrar respuestas a todos los interrogantes que plantean estos retos.

Sin olvidar la Ingeniería de materiales que es la que aporta la ciencia del diseño para crear soportes orgánicos capaces de interactuar a nivel celular con el cuerpo receptor, por lo que se desarrollan nuevos diseños que eviten el rechazo bioquímico del organismo.

La ciencia en general y la medicina en particular, espera el día en el que podamos hablar de páncreas generados a partir de estos materiales de diseño que tengan la capacidad de “colaborar” (por decirlo de alguna manera) con la propia estructura celular del órgano enfermo y recuperar las funciones vitales, incluso alcanzar la regeneración total de las partes dañadas.

La Ingeniería de tejidos va mucho más allá de la sola creación de una estructura artificial, la meta es que esta estructura se combine con las propias células y en ese proceso de regeneración del tejido tanto como de las funciones, la estructura artificial vaya degradandose hasta desaparecer del organismo y en su lugar solo quede un órgano regenerado completamente.

La ciencia no tiene límites, y las ciencias médicas están a un paso de alcanzar el futuro.

Medicina Regenerativa y terapia celular, Optimizados 2014
¿Te ha gustado el post? Compártelo en tu red social
También puede interesarte


Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios