Células madre hechas con una eficiencia casi perfecta

Los investigadores han convertido por primera vez células de la piel en células madre con una eficiencia casi perfecta.

Eliminando una proteína, llamada Mbd3, un equipo del Instituto de Ciencia Weizmann de Rehovot, Israel, fue capaz de aumentar la tasa de conversión a casi el 100 por cien- diez veces más de lo que normalmente se logra-.

weizmann institute of science

El descubrimiento podría allanar el camino para que los científicos puedan producir grandes cantidades de células madre sobre demanda, acelerando el desarrollo de nuevos tratamientos regenerativos

En 2006, los científicos mostraron por primera vez que las células maduras podían ser reprogramadas para actuar como células madre embrionarias -capaces de crecer indefinidamente y de convertirse en cualquier tipo de célula del cuerpo-, una propiedad conocida como pluripotencia. Pero la producción de estas células madre pluripotentes inducidas se mantuvo misteriosamente ineficiente. Las bajas tasas de  conversión de las células han frustrado los esfuerzos para estudiar cómo se produce el proceso ,llamado reprogramación. También ha desalentado el desarrollo de técnicas para producir células madre en las condiciones rigurosas requeridas para aplicaciones terapéuticas.

Pero en el trabajo descrito en la Revista Nature, el investigador de células madre Jacob Hanna y su equipo en Weizmann han reprogramado las células con una eficiencia de casi el 100%. Y muestran la transición de las células a la pluripotencia en un horario sincronizado.

Es realmente sorprendente que la manipulación de una solo molécula sea suficiente para hacer este cambio, y hacer esencialmente una célula sencilla en pluripotente en una semana.

Aumento de la tasa de conversión eliminando el Mbd3

Normalmente, los científicos reprograman las células para que se conviertan en pluripotentes utilizando un conjunto de cuatro genes. Estos están integrados  en el ADN, donde activan el programa de pluripotencia de las propias células, convirtiéndolas en células madre pluripotentes inducidas. Sin embargo, las técnicas establecidas convierten menos del 1% de las células cultivadas -muchas se atascan en un estado parcialmente reprogramado-. Y algunas se convierten en pluripotentes más rápido que otras, haciendo el proceso de reprogramación díficil de controlar

Hanna y su equipo investigaron los obstáculos potenciales para la reprogramación trabajando con una línea de células de ratón especialmente diseñadas, en las que los genes de reprogramación estaban ya insertados y podían ser activados con una pequeña molécula. Estas células normalmente se reprograman a tasas inferiores al 10%. Pero cuando un gen responsable de producir la proteína Mbd3 fue reprimido, las tasas se elevaron casi al 100%.

El equipo también reprogramó células de un ser humano, usando un método que no requiere insertar genes adicionales. La técnica complicada generalmente requiere dosis diarias de RNA durante más de dos semanas. Con el Mbd3 reprimido, solo dos fueron requeridas.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios