¿Qué es la mesoterapia homeopática?

Mesoterapia homeopática según Mariano Bueno, de Biosalud

La mesoterapia homeopática es una técnica consistente en el uso de inyecciones subcutáneas o intradérmicas de una mezcla de medicamentos homeopáticos o de un solo medicamento, por medio de agujas muy finas, directamente sobre los sitios afectados que queremos tratar.

La mesoterapia es una técnica médica desarrollada en 1952 por el famoso médico francés, el Dr. Michel Pistor, para el manejo de los trastornos de dolor y vascular. A Pistor se le otorgó la “Legión de Honor”, el máximo galardón que reciben las personas consideradas como héroes nacionales con logros significativos en Francia.

Pistor utilizó el término “mesoterapia” en su primera publicación de la técnica, en una revista médica local en 1958. Lo definió como el tratamiento del mesodermo (la capa germinal primordial que se desarrolla en el tejido conectivo, muscular y el sistema circulatorio).

Pistor fundó la Sociedad Francesa de Mesoterapia en 1964 y extendió la técnica en el tratamiento de medicina general, veterinaria y enfermedades cosméticas. En 1987, la Academia Nacional Francesa de Medicina reconoció oficialmente la mesoterapia como especialidad médica.

Como veremos en el siguiente vídeo, el Director de Biosalud, Mariano Bueno, se formó en mesoterapia homeopática junto al Doctor Pistor hace treinta años. En el vídeo el Dr. Bueno explica en qué consiste este tratamiento: “la aplicación, con una agujita de 4mm, de una mezcla medicamentos, o de un medicamento, en la zona donde está el problema y queremos tratar. Si queremos tratar un dolor, pondremos sustancias para el dolor. Si queremos tratar una celulitis, inyectaremos sustancias anticelulíticas y así sucesivamente.

Al aplicar dosis pequeñas de medicamentos de forma local en la superficie de la piel, se produce un efecto inmediato y un efecto retard, pero el efecto se produce sólo en la zona dónde se realizan las microinyecciones.

El procedimiento consiste en múltiples inyecciones de pequeño volumen de un analgésico en la zona dolorida, por ejemplo, en un tendón inflamado. También se coadministran relajantes esqueléticos. Otro fármaco ampliamente utilizado en Francia, para los trastornos de dolor crónico, es calcitonina de salmón , que ya se emplea en la medicina convencional como un analgésico en trastornos óseos dolorosos.

Sólo pueden administrarse por vía mesoterápica productos inyectables preparados y autorizados específicamente para su uso vía intradérmica o subcutánea. Hoy en día suelen utilizarse productos homeopáticos ya que estos eliminan los riesgos farmacológicos, no provocan reacciones alérgicas y no causan efectos colaterales. Se trata de una técnica que no penetra la capa basal de la piel y que no tiene efectos adversos.

La mesoterapia es una técnica no dolorosa realizada por manos expertas, muy efectiva para tratamientos de problemas locales, seleccionando en cada caso los medicamentos más adecuados para el efecto que pretendemos.

Para la práctica de la sesión de mesoterapia, la piel debe estar limpia y seca . Tras la sesión de mesoterapia, no se recomienda acudir a lugares con mucha humedad (saunas, piscinas, etc.…) y utilizar fotoprotección si se va a tomar el sol.

La mesoterapia empieza a demostrar sus beneficios en unas 4 sesiones aproximadamente, aunque en función del caso, este número de sesiones puede variar.

La mesoterapia homeopática tiene múltiples usos, ya que la aplicación depende de los medicamentos que se usen para cada caso. La mesoterapia en si no tiene ningún efecto, sino que es una forma de vehiculizar una serie de medicamentos. Y lo mejor de todo es que se trata de una técnica muy efectiva para el tratamiento del dolor.

De hecho, la mesoterapia homeopática se emplea sobre todo para el tratamiento del dolor en enfermedades como la fibromialgia, la neuralgia, el dolor de cabeza, la gota, el dolor de espalda y en lesiones deportivas (esguinces, tendinitis, torceduras).

Tratamiento del dolor con medicamentos homeopáticos

Orígenes de la homeopatía

El origen de la homeopatía se debe a Samuel Hahnemann (1755-1843), muy cuestionado por el sistema médico de su tiempo, que consideraba que sus curas eran muy duras y algunos de sus fuertes medicamentos y tratamientos hacían más daño que bien a los pacientes. Hahnemann realizó experimentos sobre sí mismo utilizando la quina, que contiene quinina, un remedio de la malaria. Llegó a la conclusión de que en una persona sana, la quinina crea los mismos síntomas que la malaria, incluyendo fiebre y escalofríos, y esa es la razón por la que es eficaz como remedio. A continuación, comenzó a analizar los recursos disponibles en la naturaleza a los que llamó experimentaciones. Estas experimentaciones o comprobaciones se recogen en grandes referencias homeopáticas llamadas materia médica o materiales de medicina.

Las leyes de la homeopatía

Hahnemann formuló estos principios de la homeopatía:

  • Ley de los similares (lo semejante cura lo semejante) . Ley de los similares de Hahnemann se basa en el pensamiento que se remonta a Hipócrates en el siglo IV antes de Cristo Es el mismo pensamiento que sirvió de base para las vacunas creadas por Edward Jenner y Louis Pasteur. Estas vacunas provocan una reacción en el individuo que protege contra la enfermedad real. Los tratamientos para las alergias funcionan de la misma manera. Al exponer a una persona a cantidades mínimas de alérgeno, los niveles de tolerancia de la persona son elevados.
  • Ley de la Dosis Infinitesimal Dosis (cuanto más diluido es un remedio o medicamento, más potente es) La Ley de la dosis infinitesimal siempre ha causado controversia entre los que están fuera del campo de la homeopatía. Hahnemann afirmó que como él diluía sus remedios en agua y alcohol y los agitaba, los remedios funcionaban de manera más eficaz.
  • La enfermedad es específica para cada individuo.Los médicos homeopáticos creen que la enfermedad es específica de cada individuo. En otras palabras, dos personas con dolores de cabeza severos no pueden recibir los mismos remedios o medicamentos. El médico le preguntará al paciente cuestiones sobre el estilo de vida, hábitos alimenticios, y los rasgos de personalidad, así como preguntas específicas acerca de la naturaleza del dolor de cabeza cuando se produzca. A esta recopilación de información se la denomina perfiles o medicina adaptada a cada caso.

La homeopatía en el mundo

A principios de 1900, la homeopatía era muy popular en países como Estados Unidos. Sin embargo, con la formación de la Asociación Médica Estadounidense, que restringió y cerró las prácticas alternativas, la homeopatía se negó durante medio siglo. En la década de 1960 la desconfianza en los medicamentos convencionales llevó a la vuelta a la medicina homeopática. En 1993, The New England Journal of Medicine informó que 2.5 millones de estadounidenses utilizaban remedios homeopáticos y 800.000 pacientes visitaban médicos homeópatas en 1990, y esto ha seguido creciendo.

La homeopatía es mucho más popular en Europa que en los Estados Unidos. Se requiere a las farmacias francesas para hacer remedios homeopáticos disponibles junto con medicamentos convencionales. Los hospitales homeopáticos y clínicas son parte del sistema nacional de salud en Gran Bretaña. También se practica en la India e Israel, entre otros países. En España, Sanidad ha preparado una normativa para registrar los productos homeopáticos en la Agencia española de Medicamentos y se ha producido el reconocimiento de la Medicina naturista como acto médico.

¿En qué se basa la homeopatía?

Como decimos, la homeopatía es un sistema holístico de tratamiento que se originó a finales del siglo XVIII. El sistema está basado en la idea de que las sustancias que producen los síntomas de la enfermedad en personas sanas tendrán un efecto curativo cuando se administren en cantidades muy diluidas a los enfermos que presentan los mismos síntomas.

Se considera que los medicamentos homeopáticos estimulan procesos propios de curación del cuerpo. Los homeópatas utilizan el término “alopatía” a fin de describir el uso de medicamentos utilizados en la medicina convencional para contrarrestar los síntomas de la enfermedad.

La homeopatía es eficaz para el tratamiento del dolor

Los médicos homeopáticos tratan de curar a sus pacientes en los niveles físico, mental y emocional, y cada tratamiento se adapta al paciente de forma individual. La homeopatía es generalmente un tratamiento seguro, ya que utiliza los medicamentos en cantidades muy diluidas, y por lo general hay efectos secundarios mínimos. Su falta de toxicidad hace que sea una buena opción para el tratamiento de los niños. Otro de los beneficios de la homeopatía es el coste de los tratamientos; los medicamentos homeopáticos son de bajo coste, a menudo una fracción del coste de los medicamentos convencionales.

Mesoterapia homeopática. Medicamentos

El tratamiento homeopático se ha mostrado eficaz en el tratamiento de muchas enfermedades:

  • Los resfriados y la gripe pueden ser tratados eficazmente con el acónito y la bryonia.
  • En revistas médicas británicas se han publicado estudios que confirman la eficacia del tratamiento homeopático para la artritis reumatoide.
  • Los medicamentos homeopáticos son eficaces en el tratamiento de las infecciones, los problemas circulatorios, los problemas respiratorios, las enfermedades del corazón, la depresión y los trastornos nerviosos, los dolores de cabeza por migraña, las alergias, la artritis y la diabetes.
  • La homeopatía es un buen tratamiento para la exploración de las enfermedades agudas y crónicas, sobre todo si éstas se encuentran en las primeras etapas y donde no hay daños graves.
  • La homeopatía se puede utilizar para ayudar al proceso de curación después de la cirugía o la quimioterapia.

Para conocer los distintos remedios naturales homeopáticos y las enfermedades que pueden curar recomendamos la lectura del siguiente artículo en el que se explica como tratar el dolor con la homeopatía 

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios