¿Protones para el cáncer?: Una terapia alternativa

La terapia de protones es la aplicación de una irradiación de átomos con carga positiva, los protones, hacia el tumor directamente, circunscribiéndose a su zona específica de forma que no se produzcan daños en el tejido sano.

terapia_de_protones_para_cancer

Se viene utilizando desde hace 50 años, pero las nuevas tecnologías permiten nuevos avances importantes.

En el proceso del tratamiento con protones intervienen diversos especialistas, desde el radiólogo, radioterapeuta, dosimetrista y enfermera, entre otros. Todo ello dirigido a un trabajo en conjunto para determinar la cantidad de radiación que el paciente debe recibir.

En cuánto a los aparatos, el equipo usado incluye un aparato creador y acelerador de protones denominado sincrotrón o ciclotrón. Se colocará al paciente en una única posición con moldes de plástico hechos a medida del paciente y el inmovilizador deberá conservar y asegurar esa postura en todas las sesiones de la terapia. Después, por medio de una resonancia magnética o tomografía computarizada se localiza el tumor, y con el sincrotrón se “bombardea” el área afectada por el cáncer.

Ventajas de los protones frente a los fotones

Frente a la radiación por rayos x con fotones, la terapia de protones cuenta con la ventaja de que los protones pueden modificarse con mayor precisión en cuanto a la cantidad de energía y el número de protones, sin que aumente los efectos adversos que se suelen producir en la radiación común con rayos X.

No obstante, como en el fondo es una radiación, se producen en el cuerpo las respuestas clásicas: pérdida temporal de pelo, algunas alergias y la fatiga, aunque todas ellas con inferior intensidad.

 

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios