Osteoporosis

La osteoporosis es, desde el punto de vista de la medicina biológica, una desmineralización ósea, que tiene lugar por una acidificación constante de los tejidos, debida a una alimentación basada en alimentos industriales o refinados o por exceso de proteínas o azúcar blanco y el bajo consumo de verduras o cereales integrales.

La osteoporosis se produce en realidad cuando en el proceso de renovación del hueso se rompe el equilibrio, bien porque no se crea tanto hueso nuevo, bien porque aumenta la reabsorción ósea o por ambas causas.

¿Pérdida de calcio o falta de manganeso?

Entroncando con este tema de la reabsorción ósea, o lo que es lo mismo, la destrucción de hueso envejecido, ha habido una reciente e importante investigación en España propuesta por investigadores de la UCLM (Universidad de Castilla La Mancha) después de estudiar cuernos de venado. La hipótesis fue publicada en la revista Frontiers of Bioscience y tiene que ser confirmada por la comunidad científica. Según esta nueva teoría, la osteoporosis no tendría su causa en el déficit de calcio, sino en la falta de manganeso, un mineral esencial para la absorción de calcio.

Cuando el cuerpo humano absorbe menos manganeso o cuando se envía desde el esqueleto este manganeso a otros órganos que lo requieran, tales como el cerebro, el calcio que se extrae al mismo tiempo, no se absorbe correctamente y se excreta en la orina. De esta forma es como la osteoporosis ataca lentamente. Conforme a esta investigación, la falta de calcio no sería la causa sino una consecuencia de la osteoporosis.

La explicación de esta nueva versión de la osteoporosis viene por un estudio del Dr. Tomás Landete, director del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos, y su equipo de colaboradores.

Ellos investigaron la enorme cantidad de cuernas de ciervos que se habían roto en el año 2005 en España y las compararon con las roturas en otros animales de granja, llegando a la conclusión de que el debilitamiento se debió al agotamiento de manganeso causado por la dieta del ciervo. Ese año se produjo un invierno frío intenso en nuestro país que a su vez causó que las plantas redujeran sus concentraciones de manganeso como respuesta a dicho estrés. En definitiva, la alimentación de los venados en 2005 fue más pobre en manganeso porque las plantas, debido al frío, también tenían menos concentración de ese mineral.

Osteoporosis y terapias

Enlaces a la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson

En el caso de los seres humanos, estos investigadores sugieren que el manganeso se extrae de los huesos cuando es requerido por los órganos “más importantes”, como el cerebro. El investigador Tomás Landete añade que “el mantenimiento de los huesos es importante, pero más aún es sostener el funcionamiento del cerebro, que utiliza el 25% de nuestro consumo de energía cuando está en reposo.”

El equipo también señala que cuando este mineral vital se agota después de la aparición de la osteoporosis, enfermedades como la enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson y demencia senil pueden aparecer. Para poner esta teoría a prueba, se analizaron los datos de 113 pacientes que fueron operados de osteoporosis y osteoartritis (desgaste del cartílago articular) en el Hospital de Hellín en Albacete, entre 2008 y 2009. El 40% de los operados por osteoporosis mostró algún tipo de disfunción cerebral, mientras que este no era el caso en ninguno de los 68 pacientes operados por osteoartritis.

Además, el porcentaje aumenta con la edad y sólo entre los pacientes con osteoporosis. El agotamiento de las reservas de manganeso podría estar detrás de la enfermedad de los huesos y la degeneración cerebral. “Estamos recogiendo huesos humanos para confirmarlo. Sin embargo, los estudios en ratas en los que la enfermedad de Alzheimer ha sido inducida por intoxicación de aluminio muestran como la gravedad de esta enfermedad, la osteoporosis, aumenta, en la misma medida que los niveles de manganeso disminuyen en los huesos”, dice Landete.

El investigador también recuerda los estudios que vinculan el manganeso a la enfermedad de Parkinson y muestran que los astrocitos, que proporcionan apoyo a las neuronas, tienen enzimas específicas que requieren de manganeso. En cualquier caso, los investigadores plantean que su teoría “no es una solución definitiva a este tipo de enfermedades, sino que constituye el primer paso en una nueva dirección” – una nueva dirección que requiere la validación y la confirmación por parte de la comunidad científica.

La osteoporosis, como desmineralización ósea o acidificación.

Desde el punto de vista de la medicina biológica y de Biosalud, como explica el Dr. Mariano Bueno, director del centro, la osteoporosis es realmente una desmineralización ósea, debida a un defecto en la alimentación, el stress, las sobrecargas emocionales, la intoxicación por metales pesados, las radiaciones y la contaminación electromagnética. Se produce una acidificación en los tejidos y las reservas alcalinas de los huesos, calcio, magnesio, fósforo, migran para compensar esa acidez y equilibrar el PH. Esa migración supone que el hueso pierde densidad.

La clave del tratamiento de la osteoporosis en Biosalud es que nosotros hacemos un tratamiento personalizado, igual que en el resto de unidades de tratamiento. Analizamos el caso y descubrimos las causas que han generado la osteoporosis con tres pruebas básicas: la prueba de aminoácidos, la prueba del estrés oxidativo y un estudio de la alimentación.

Con estos datos, realizaremos al paciente un protocolo personalizado, en el cual equilibraremos el ph desacidificando con sales alcalinas y, por otra parte, hacemos un aporte de aminoácidos que le dan más consistencia al hueso: glicina, prolina y lisina.

La medicina biológica aporta con este tratamiento un nuevo enfoque a la osteoporosis y damos solución a los problemas que esta enfermedad causa en muchas personas.

Aquí puedes ver el vídeo en el que el Dr.Mariano Bueno resume el tratamiento para la osteoporosis.

¿Cómo trata la medicina convencional la osteoporosis?

En España, hay unos tres millones de personas que padecen osteoporosis, y que por lo tanto, tienen más posibilidades de sufrir fracturas que otras personas. Actualmente, el fármaco que en la medicina convencional se está generalizando en España para tratar la osteoporosis es la teriparatida, que se aprobó en Estados Unidos en 2002 y en 2003 en la Unión Europea.

Precisamente este mes de Septiembre, ha habido un estudio conjunto de la Universitat Politécnica de Valencia y el Hospital Obispo Polanco de Teruel en el que se ha llegado a la conclusión de que la teriparatida es más eficaz en aquellos pacientes que tenían una peor calidad de vida y un estado inicial de mayor dolor cuando se les diagnosticó osteporosis.
Según esto, si el efecto del fármaco es mayor en pacientes con peor estado de salud, es a esos pacientes a los que habría que prescribir el fármaco con prioridad a otros pacientes, todo lo cuál podría traducirse en una optimización del gasto sanitario. Para llegar a esta teoría, se utilizaron una escala visual analógica (EVA) y el cuestionario EQ-5D del European Quality of Life Questionnaire, antes EuroQol.

Respecto a los medicamentos para la osteoporosis, investigadores de la UCLA (Universidad de California, en Los Angeles) revisaron casi 300 estudios realizados sobre la eficacia y los efectos secundarios de los medicamentos para la osteoporosis y los resultados han demostrado que los medicamentos más comúnmente prescritos solo reducen el riesgo de fracturas en un 80%, por lo que recomiendan que toda medicación para la osteoporosis debe ir acompañada de una ingesta adecuada de calcio, de la adecuada vitamina D y de ejercicio.

Tratamientos naturales para la osteoporosis

Si bien algunos riesgos de la osteoporosis son inevitables, hay tratamientos naturales que todo el mundo puede hacer para reducir su riesgo y fortalecer los huesos.

Nosotros recomendamos los siguientes:

  • Hacer ejercicio con regularidad, y especialmente, hacer ejercicio con pesas, es una buena forma de combatir la osteoporosis, ya que obligar al hueso a soportar una carga o trabajar contra la gravedad induce al cuerpo a producir más células óseas
  • Beber algo de alcohol. Sí, esto es correcto. No hay que extrañarse. Y es que beber de 3 a 6 unidades de alcohol a la semana ayuda al cuerpo a retener el calcio y prevenir la osteoporosis al aumentar los niveles de estrógeno. Pero hay que tener cuidado, y cumplir esos límites, ya que beber demasiado alcohol, sabemos que daña la salud en general.
  • Limitar el consumo de cafeína, ya que ésta puede dirigir a una cierta pérdida de calcio. Se puede tomar una taza de cafe al día.
  • Limitar el consumo de proteínas. El consumo excesivo de proteínas hace que el calcio se excrete. Con el tiempo, si no es compensado con un mayor consumo de calcio, esta pérdida afectará a los huesos.
  • Consumir magnesio. Los estudios demuestran que el magnesio, un mineral presente en cantidades relativamente grandes en el cuerpo, tiene una importancia fundamental para el fortalecimiento, la preservación y la reconstrucción de los huesos. De hecho, la mitad del magnesio de nuestro cuerpo se encuentra en los huesos. Sin embargo, muchas personas, especialmente las mujeres, no tienen suficiente magnesio en su dieta. Los frutos secos (especialmente almendras), los cereales integrales y el brócoli tienen magnesio.
  • Tomar un poco el sol, ya que la vitamina D, que depende de la exposición a la luz solar, ayuda a la absorción del calcio de los intestinos
  • Utilizar el vinagre en muchos menús, ya que el vinagre ayuda a extraer el calcio de los alimentos cuando se cocina o se consume.
  • Comer una manzana al día, puesto que las manzanas tienen boro, que es un mineral que ayuda a que el cuerpo retenga el calcio

 

Osteoarticular y regenerativa
¿Te ha gustado el post? Compártelo en tu red social
También puede interesarte


Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios