La neuralgia del trigémino podría ser aliviada con un parche de lidocaína

La neuralgia del trigémino (NT) es un tic doloroso que se traduce en un dolor neuropático y crónico que afecta al nervio craneal trigémino o quinto, uno de los nervios con más amplia distribución en la cabeza. Es un dolor neuropático, lo cuál quiere decir que es un dolor asociado con lesión del nervio o lesión nerviosa. La forma clásica o tipo 1 de la enfermedad provoca un ardor súbito extremo o un dolor facial similar al shock que dura desde unos pocos segundos hasta dos minutos por episodio. Estos ataques pueden ocurrir en rápida sucesión en etapas de hasta dos horas. La forma atipica de la enfermedad llamada tipo 2 se caracteriza por dolor constante de intensidad algo menor que el tipo 1. Ambas formas de dolor pueden ocurrir en la misma persona, a veces al mismo tiempo. La intensidad del dolor puede ser física y mentalmente incapacitante.

neuralgia-trigemino

La neuralgia del trigémino se asocia con una variedad de condiciones. La NT puede ser causada por un vaso sanguineo que presiona el nervio trigémino cuando sale del tallo cerebral. Esta compresión causa el desgaste o daños en el revestimiento protector alrededor del nervio (la vaina de mielina: capa aislante, o vaina, que se forma alrededor de los nervios, entre ellos, los que se encuentran en el cerebro)

Tratamiento de la neuralgia del trigémino con lidocaína

Según un nuevo estudio publicado en la revista Los Anales de Farmacoterapia, para los pacientes que no toleran o rehúsan otras terapias para tratar la neuralgia del trigémino, un apósito o parche adhesivo medicamentoso de lidocaina (LMP) puede ser una opción de tratamiento. La lidocaína o xilocaína es un fármaco perteneciente a la familia de los anestésicos locales, concretamente del tipo de las amino amidas.

El uso de LMP para tratar los ataques de dolor resultó en una reducción en el número de paroxismos de dolor, lo que ha llevado a los principales investigadores a la conclusión de que las LMP pueden ser una opción viable para aquellos pacientes que no tienen otra alternativa. Además, los investigadores creen que los efectos del LPM pueden durar más allá de la farmacocinética del fármaco, disminuyendo la forma en que el dolor es amplificado en el sistema nervioso central.

Medicina Regenerativa y terapia celular
¿Te ha gustado el post? Compártelo en tu red social
También puede interesarte


Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios