Neuralgia del trigémino o enfermedad del suicidio, la enfermedad más dolorosa del mundo

¿Tiene tratamiento la denominada enfermedad del suicidio?

La neuralgia del trigémino (NT), también conocida como tic doloroso, es considerada por muchos como una de las enfermedades más dolorosas de la humanidad, y ha sido etiquetada como la “enfermedad del suicidio”, debido al significativo número de personas que se quitaban la vida antes de que fueran descubiertos tratamientos eficaces. Es probablemente uno de los peores tipos de dolores conocidos por el hombre. Se estima que una de cada 15.000 personas sufre de neuralgia del trigémino, aunque los números pueden ser significativamente más altos debido a diagnósticos erróneos frecuentes. La neuralgia del trigémino es relativamente rara. Se estima que un millón de personas en el mundo sufren de neuralgia del trigémino. Por lo general se desarrolla después de los 40 años y afecta a las mujeres en una proporción de 2: 1

Neuralgia del trigémino, enfermedad del suicidio, dolor

La neuralgia del trigémino resulta de un trastorno del nervio trigémino y se piensa que se debe a la irritación del nervio trigémino. Este nervio suministra sensibilidad a la cara, los dientes, la boca y la cavidad nasal y también permite a los músculos de la boca masticar. El quinto nervio craneal da sensibilidad a casi toda la cara, lo que explica por qué el trastorno puede causar dolor en diferentes áreas de la cara. La neuralgia del trigémino es la más frecuente de todas las neuralgias.

Las personas con neuralgia del trigémino padecen de dolor intenso intermitente que interfiere en las actividades diarias comunes tales como comer y dormir. Viven con el temor de ataques dolorosos impredecibles. Es una enfermedad aguda, penetrante, similar al dolor  por shock-eléctrico en esas regiones de la cara servidas por el trigémino (quinto) nervio craneal (V NC ). El V nervico craneal afecta a tres áreas de la cara; la frente y los ojos, las mejillas y la mandíbula. Aunque la neuralgia del trigémino no siempre se puede curar, hay tratamientos disponibles para aliviar el dolor insoportable. Históricamente los medicamentos anti convulsivos eran normalmente la primera opción de tratamiento, tales como Tegretol o Neurontin. En la neuralgia del trigémino, los  ataques dolorosos pueden ocurrir con frecuencia en el transcurso de unas pocas horas a varias semanas a la vez, y luego disminuir durante un período de semanas o meses. Cada ataque puede durar desde unos pocos segundos a un máximo de 2 minutos. Se puede entrar en remisión o detener por completo durante meses o años.

El dolor puede ser mejor controlado por el uso de la estimulación interferencial, IFT, ya que el tratamiento puede ser prestado antes de la aparición del dolor. Con la portabilidad de la unidad Infrex Plus el paciente puede tratarse como sea necesario dondequiera que se encuentre. El  IFT da alivio sensorial inmediato y previene el dolor o reduce la severidad del mismo. Debido a que la cara tiene menos humedad a causa de las clases de tejidos,  el tratamiento interferencial puede ser mejor cuando se usa en conjunción con paquetes húmedos al permitir una mayor penetración de la corriente interferencial para bloquear el dolor al cerebro. La eliminación de los primeros ataques primarios por la terapia interferencial puede prevenir futuros ataques.

A diferencia de los fármacos, la eficacia del tratamiento interferencial es inmediata para el paciente. Al comenzar el tratamiento el alivio es instantáneo y puede ser de larga duración debido a los cambios fisiológicos causados ​​por el propio tratamiento interferencial. No es raro que un tratamiento interferencial de 30 minutos sea suficiente para detener cualquier recurrencia de dolor durante meses. Con una frecuencia de uso prolongada, cuando sea necesario, la neuralgia del trigémino puede potencialmente ser eliminada eficazmente y el paciente permanecer libre de la enfermedad.

Estimulación interferencial

El principio básico de la terapia interferencial es la utilización de los significativos efectos fisiológicos de la estimulación eléctrica de baja frecuencia (<250pps) en los nervios,  sin el dolor asociado y los efectos secundarios algo desagradables a veces asociados con la estimulación de baja frecuencia. Recientemente, numerosos dispositivos interferenciales “portátiles” se han hecho fácilmente disponibles. Pese a su tamaño, son perfectamente capaces de realizar la terapia interferencial “adecuada”, aunque algunos tienen una funcionalidad y capacidad limitada para que el practicante pueda utilizar todos los parámetros. La mayoría de estimuladores multifunción incluye todos los modos interferenciales, por lo que el practicante tiene varios tipos de máquinas para elegir.

Neuralgia del trigémino, estimulación interferencial, dispositivos

Al producir efectos de baja frecuencia en intensidad y profundidad suficiente, los pacientes pueden experimentar una incomodidad en los tejidos superficiales (en la piel). Esto es debido a la impedancia de la piel, que es inversamente proporcional a la frecuencia de estimulación. Cuanto menos sea la frecuencia de estimulación, mayor será la impedancia al paso de la corriente. La impedancia de la piel a 50 Hz es aproximadamente de 3200, mientras que a 4000 Hz se reduce aproximadamente a 40. El resultado de aplicar una frecuencia más alta es que pasará más fácilmente a través de la piel, requiriendo menos entrada de energía eléctrica para llegar a los tejidos más profundos y dando lugar a menos molestias.

La estimulación eléctrica para el alivio del dolor tiene un uso clínico generalizado, aunque el alcance directo de la IFT en este papel es limitado. Lógicamente se pueden usar las frecuencias más altas (90-130Hz) para estimular los mecanismos de salida del dolor y por lo tanto enmascarar los síntomas del mismo. Alternativamente, la estimulación con bajas frecuencias (2-5Hz) puede usarse para activar los mecanismos de los opioides, proporcionando un grado de alivio. Estos dos modos diferentes de acción pueden explicarse fisiológicamente y tendrán diferentes períodos latentes variando la duración del efecto.

La estimulación eléctrica se usa también para la estimulación de los músculos. Y hay otras aplicaciones especiales en las que se ha empleado IFT. Éstas incluyen la estimulación como parte del tratamiento de la incontinencia y la formación del suelo pélvico (por ejemplo Parkkinen et al, 2004), el estreñimiento en los niños (Chase et al, 2005, Queratto et al 2013, Yik et al 2012), la Fibromialgia (Almedia et al, 2003; Raimundo et al, 2004) y la intervención de puntos gatillo (Hou, 2002; Jenson et al, 2002). La mejora de la curación de una fractura también ha sido investigada con resultados mixtos (por ejemplo Ganne, 1988).

Tratamiento colaborativo de la neuralgia del trigémino

Un artículo reciente del Journal of Headache and Pain ha examinado una estrategia de derivación y tratamiento de colaboración que podría ser muy beneficiosa para los pacientes con neuralgia del trigémino.

Neuralgia del trigémino, dolor cara

El artículo examinó la eficacia y la estrategia de un programa de gestión acelerada en el Danish headache Center (DHC) para la neuralgia del trigémino. Los objetivos principales de la estrategia fueron establecer un protocolo de colaboración, garantizando en particular un diagnóstico correcto, excluyendo causas secundarias de dolor, optimizando el tratamiento médico y educando a los pacientes en cómo usar las medicaciones adecuadamente para manejar el dolor y disminuir los efectos secundarios, y determinar la necesidad de una intervención neuroquirúrgica cuando sea necesario.

Osteoarticular y regenerativa
¿Te ha gustado el post? Compártelo en tu red social
También puede interesarte


Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios
  1. MIGUEL FERNNDEZ

    QUERIA SABER CON QUE FRECUENCIA PUEDE PRESENTARSE NEURALGIA DEL TRIGEMINO EN FORMA BILATERAL Y EN ESTOS CASOS QUE ESTUDIO ES EL RECOMENDADO TAC O RESONANCIA?