Minilifting: Como parecer 10 años más joven en una semana

El procedimiento de mini-lifting facial

En el lifting facial o ritidectomía, que supone estirar las arrugas de la cara, podemos elegir para empezar un mini-lifting, que es una forma de intervención en la parte inferior o posterior de la cara.

La cirugía de mini-lifting facial es una de las más buscadas.  Su principal ventaja reside en el hecho de que es mínimamente invasiva, y requiere sólo anestesia local, por lo que el paciente no está inconsciente y en general es consciente de lo que está pasando.

Después del período de recuperación los beneficios pueden ser francamente increíbles. Puedes parecer literalmente 10 años más joven que antes del mini-lifting facial, con definición útil restaurada de la barbilla, la mandíbula y el área facial inferior, y  con vuelta a la situación previa a la flacidez de la piel endurecida. Simplemente tendrás ante el espejo cada mañana una versión mucho mejor de ti.

minilifting facial

El proceso se inicia mediante la consulta con un cirujano plástico facial con experiencia. Durante este tiempo, tú y tu médico hablaréis sobre lo que se espera lograr, así como la manera de lograrlo. En la mayoría de los casos, pequeñas incisiones colocadas alrededor de las orejas pueden usarse para apretar y retirar el exceso de tejido. A veces las incisiones también se ocultan en los contornos faciales naturales o dentro de la línea del cabello, por lo tanto invisibles para los demás. En cualquier caso, esta consulta con su médico incluirá una explicación detallada de todo lo que implica el procedimiento, para saber exactamente qué esperar y poder prepararse para ello.

A veces, el médico te recomendará un protocolo pre-quirúrgico que promoverá la curación óptima, y ​​la recuperación después de la cirugía. Este tipo de programa generalmente implica el uso de un jabón especial quirúrgico, posiblemente un par de recetas, adecuado cuidado de la piel, y tomar ciertas vitaminas y remedios homeopáticos.

Muchos procedimientos de mini-lifting facial se pueden completar en tan sólo unas horas, ya que con frecuencia implican sólo el tercio inferior de la cara y el cuello. Debido a que esta es una cirugía menor, habrá mucha menos hinchazón, moretones y dolor de lo que puede haber en una cirugía más extensa de estiramiento facial. Un anestésico local te asegurará que no sientes ningún dolor o molestia durante el proceso, y que estás lo suficientemente alerta para proporcionar información a tu médico si es necesario.

Beneficios duraderos

El cuidado post-operatorio incluye varias visitas a tu médico para evaluar los resultados, asegurando que se produce la curación óptima, y que se han logrado los objetivos deseados con el  mini-lifting facial. Lo realmente maravilloso de un procedimiento de mini-lifting facial es que el aspecto mejorado de tu cara puede proporcionarte un gran impulso de confianza en ti misma y en tu actitud, y esto puede tener un impacto significativo en tu calidad de vida.

Los efectos de la mini-lifting facial son permanentes, no necesitarás  tareas periódicas para mantener los beneficios obtenidos por la cirugía. El saber que tu look es mejor te hará sentir mucho más optimista, y esto puede ser un trampolín muy agradable para su futuro.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios