Medicina Regenerativa. Nanoestructuras moleculares.

El presente siglo XXI será testigo de avances científicos de gran magnitud, logros sorprendentes en todas las áreas, especialmente en la medicina y en este caso en la medicina regenerativa y la medicina regenerativa de tejidos.
Nano estructuras moleculares

Por lo que enfermedades, cuyos efectos en diferentes órganos van asociadas a determinadas patologías, y lesiones físicas ya no serán un problema en el largo proceso de la curación y de la recuperación. La química de síntesis va a ser en todo este largo camino el aliado poderoso en el área de la fabricación de nano estructuras celulares, pero también en la generación de nano estructuras a nivel molecular. Su aplicación abarcará campos que son inherentes a la medicina regenerativa tal como la entendemos hoy, añadiendo cambios imaginables y observables únicamente en el género de la ciencia ficción.

Órganos de laboratorio suplirán a los órganos humanos

En este sentido estamos hablando de órganos y/o partes de órganos generados en laboratorio que suplirán a los órganos dañados, pero también hablamos de dispositivos electrónicos y biónicos que ocuparán el espacio de estos órganos a partir de la creación de nano estructuras celulares y de nano estructuras moleculares. Arquitectura del organismo a escala nanométrica que será completamente funcional. Moléculas gelificantes que seguirán las pautas jerárquicas de las moléculas de ADN biológicas para estructurarse y formar estos órganos Y es aquí donde la combinación perfecta de la química supramolecular, la ciencia de materiales, la ingeniería de tejidos y la biomedicina, juntas, coadyuvan a lograr tan importantes avances en el área de la medicina regenerativa. La generación de células nerviosas, por ejemplo, ya ha sido demostrada in vivo y las posibilidades que este logro implica son inimaginables pero ya podemos intuirlas. En un no tan lejano futuro, la medicina regenerativa será capaz de dar respuestas eficaces y funcionales a todo tipo de patologías asociadas a enfermedades y lesiones tanto orgánicas como físicas.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios