Los pilares de nuestra salud

Cómo mantener la salud

¿Qué es la enfermedad? ¿Cómo surge? para la Medicina Biológica, éstas son preguntas a las que pretende dar respuesta desde un enfoque holístico y positivo; es decir, trabajando a favor de la salud y en la prevención de las enfermedades.

El doctor Mariano Bueno, director médico de Biosalud Day Hospital, lleva más de 30 años en el ejercicio de la medicina con esta visión y define la salud como “el estado armónico de todas las funciones de los órganos y tejidos del cuerpo humano, de la mente y del alma, en relación con el entorno”. Por eso habla de la Salud Integral o de la Salud Total y promueve el papel activo de las personas en el mantenimiento de su buen estado de salud.

La constitución con la que nacemos nos caracteriza a nivel psíquico, físico y con unas tendencias patológicas que podemos identificar y corregir para evitar las enfermedades.

Según la Medicina Biológica, lo que puede frenar estas tendencias y evitar la aparición de enfermedades, son tres parámetros, los pilares de nuestra salud: el equilibrio del pH, el control del estrés oxidativo y el correcto funcionamiento de los mecanismos de desintoxicación.

El equilibrio del pH

Para mantener la salud es necesario mantener el equilibrio entre acidez y alcalinidad. Esta regulación puede verse alterada por los alimentos o los contaminantes, que provocan un exceso de radicales libres y, por tanto, una mayor acidificación. El equilibrio saludable tiende a ser algo alcalino, un pH de entre 7,35 y 7,45.

El exceso de acidez irrita los tejidos e impide absorber los minerales. Es en la orina donde podemos medir el nivel de acidez y observar si nuestro organismo está eliminando o no la cantidad de ácidos necesaria para mantener el equilibrio.

¿Por qué es importante controlar este equilibrio en el pH? Algunas reacciones químicas del cuerpo, en incluso muchas enzimas, funcionan de forma adecuada en un pH equilibrado y, de forma irregular, si este equilibrio se altera.

Control del estrés oxidativo

Lo primero que podemos preguntarnos es ¿Qué es el estrés oxidativo? Las funciones normales del organismo como la metabolización de alimentos o la respiración, producen radicales libres en condiciones normales. Sin embargo, el consumo de tabaco, el exceso de consumo de carne o la contaminación ambiental producen un exceso de radicales libres que, a lo largo de los años, aceleran la oxidación celular y por tanto, provocan la apoptosis, o muerte de las células.

Un buen ejemplo lo encontramos en la piel, cuando los radicales libres atacan a las células conectivas del colágeno, la piel pierde elasticidad, uno de los síntomas del envejecimiento celular.

Mecanismos de desintoxicación

El correcto funcionamiento del hígado es fundamental para depurar las toxinas de la sangre. Este órgano filtra las sustancias nocivas que ingerimos y las elimina, bien a través de la bilis, por el aparato digestivo, o a través de la sangre que se filtra en los riñones y se expulsa mediante la orina.

Cuando hay acidificación, oxidación celular o un nivel alto de toxicidad, la carga o predisposición genética a padecer enfermedades, se activa y se produce un “caldo de cultivo” ideal para las infecciones y las enfermedades crónicas. De hecho, una enfermedad crónica requiere años en los que estos tres parámetros se han visto alterados.

Desde esta perspectiva, en Biosalud Day Hospital hemos desarrollado el Programa Prevent para el mantenimiento de la salud, un plan de tratamiento que tiene por objetivo la estabilización de estos parámetros para la salud, con técnicas innovadoras y también, a través de la alimentación.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios