La intolerancia al marisco es mitigable

La intolerancia al marisco es de las más comunes junto con la intolerancia al pescado. De hecho el 8% de las alergias producidas por alimentos en adultos españoles corresponde a este alimento. Pero no todos los mariscos tienen una misma probabilidad de producir alergia. Los que más intolerancias provoca son los crustáceos como gambas y cigalas seguidos de los moluscos (mejillones, sepia, caracoles…). Está demostrado que los ácaros tienen proteínas similares al marisco por lo que es más probable que los que tengan esta alergia sean propensos a desarrollar al marisco.

La intolerancia al marisco es mitigable

Los síntomas de la intolerancia suelen aparecer en un intervalo entre los 15 minutos y las dos horas tras haber comido alguna pieza de marisco pero en pacientes con determinadas circunstancias se pueden dar reacciones más tardías. Los síntomas más frecuentes son la urticaria y los angioedemas. Esta intolerancia es más complicada si se da en edad adulta ya que suele permanecer el resto de nuestra vida por lo que se debe evitar siempre ese alimento.

Pero no solo se manifestará la intolerancia cuando comamos el alimento. También puede darse mientras lo estamos manipulando. En este caso se identificará por los ezcemas que nos saldrán, sobre todo en las manos.

Desde Biosalud llevamos mucho tiempo preocupados por mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes y esto comienza con la alimentación. A una persona con intolerancia al marisco le pondremos un tratamiento para que pueda llegar a llevar una vida totalmente sana.

Un estudio de su ADN será fundamental para conocer la razón de su intolerancia al marisco y para conocer también qué otros alimentos pueden ser beneficiosos para su salud y cuáles dañinos. Esto lo lograremos mediante un análisis de 300 alérgenos que nos proporcionará información sobre el individuo. Tras esto si sale que es intolerante al marisco mantendremos una dieta que eliminará durante dos meses ese alimento junto con un tratamiento homeopático para tratar de corregir la intolerancia.

Pero lo más importante es mantener una dieta equilibrada en la que comer de todo pero con una serie de recomendaciones: comer alimentos de temporada dentro de nuestra zona geográfica. Todo esto hará que llevemos una vida más saludable.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios