Hidrolipoclasia: ¿en que consiste?

El término Hidrolipoclasia proviene de las palabras hydro/hidro, que significa agua, lipo, que significa grasa, y clasia, que significa romper o explotar.

A menudo se reconoce como liposucción sin la necesidad de intervención médica. El líquido salino se inyecta en el lugar curable con el fin de destruir cualquier capa de la membrana de grasa (adipocitos). Estos son posteriormente completamente dañados utilizando cavitación junto con ultrasonido.

hidrolipoclasia

Durante el tratamiento, el consumo de alcohol y alimentos poco saludables debe ser eludido.

Recomendaciones para el tratamiento de hidrolipoclasia

La hidrolipoclasia es un procedimiento no recomendable para los clientes que son extremadamente gordos. En tales casos, la liposucción será el tratamiento adecuado en conjunción con un programa de dieta intensiva preparado para cada persona individualmente por un nutricionista profesional.
En caso de peso adicional excesivo, por ejemplo por encima de 15 kg, la mayoría de médicos proponen una correa gástrica.

Suelen ser recomendables menos de seis tratamientos de hidrolipoclasia. Cada individuo afectado debería acumular la ultracavitación e incluso el drenaje linfático para lograr beneficios mayores. La cura de 5 sesiones debería realizarse cada 8 días para ser eficaz.

Los efectos secundarios de la hidrolipoclasia pueden ser pequeños moratones como consecuencia de la infiltración del tratamiento con solución salina; todo esto sin duda desaparece aproximadamente después de 9 días. La persona va a sentir un impulso de orinar y aconsejamos encarecidamente que bebas suficiente líquido para ayudar a reducir las toxinas nocivas de tu cuerpo.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios