Fibromialgia

La fibromialgia, una enfermedad de diagnóstico difícil

La fibromialgia es un trastorno neurosensorial caracterizado por dolor muscular generalizado, rigidez en las articulaciones y fatiga. La enfermedad es crónica, pero el dolor viene y va y se desplaza por el cuerpo. El trastorno a menudo se diagnostica mal o no es reconocido y se complica por los trastornos del estado de ánimo y de ansiedad.

Fibromialgia dolor

El término fibromialgia data de 1976, cuando Hench lo propone y define la enfermedad como una forma de reumatismo no articular.

Está considerada como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud desde 1992.

La fibromialgia afecta aproximadamente a una de cada 50 personas. Los expertos afirman que muchas más personas están sufriendo esta enfermedad pero aún no están diagnosticadas.

Debido a que no existe una prueba o test para la fibromialgia, el diagnóstico se realiza a través de la exclusión.

La fibromialgia es una combinación de tres factores: dolor de moderado a severo en los músculos y las articulaciones, junto con alteraciones del sueño y fatiga profunda.

Aunque ha habido controversia sobre su origen, ya que a la fibromialgia se le han atribuido muchas veces causas psíquicas, algunos estudios recientes indican que detrás de esta enfermedad podría haber un trastorno nervioso.

En este sentido se expresa Marco Loggia, de la Harvard Medical School, cuando afirma que las intensas sensaciones de dolor pueden deberse a una alteración en el sistema de recompensa cerebral. Los pacientes con fibromialgia tienen impulsos nerviosos más débiles ante el dolor, lo que explicaría también que el efecto de los analgésicos y los opiáceos en ellos sea más pequeño.

También existe otro descubrimiento reciente según el cual el número de fibras nerviosas pequeñas en los pacientes con fibromialgía es menor, aunque tampoco está demostrado que esto sea debido a la enfermedad o simplemente es un síntoma de otro proceso. Estas investigaciones son obra de Nurcan Uceyler y sus colaboradores en la Universidad de Wurzburgo.

Existen asimismo hallazgos que indican que la enfermedad podría deberse a un proceso inflamatorio, ya que se han descubierto variantes genéticas ligadas con las citoquinas inflamatorias.

La fibromialgia según la medicina biológica

Para la medicina biológica, la fibromialgia siempre se acompaña de infecciones víricas o bacterianas, como el Lyme, o intoxicación por metales pesados, pH ácido, stress oxidativo, etc.

La Borreliosis de Lyme causa el 80% de la fibromialgia según las estadísticas. Muchos casos de fibromialgia son en realidad una infección por borrelia burgdorferi, espiroqueta que provoca la enfermedad de Lyme. Y es que la enfermedad de Lyme es una gran imitadora de otras enfermedades y los síntomas que produce son muy similares a los de la fibromialgia: cansancio extremo, síntomas reumáticos y neurológicos entre otros

Otras teorías proponen que la fibromialgia puede deberse a factores ambientales. Podría tener como causa una reacción alérgica a metales, por una prótesis metálica dental o por joyas o piercings o por una intoxicación por metales pesados, especialmente mercurio y plomo.

La medicina biológica no se preocupa de buscar un nombre a la enfermedad, sino de buscar la causa o factores activadores de la misma y hacer un diagnóstico basándose en los síntomas del paciente.

Conforme a los datos que hemos avanzado, es fundamental descartar que exista una enfermedad de Lyme y para ello haremos el test del Lyme, el Lymecheck. Además, son igualmente necesarios el Inmunocheck, el perfil linfocitario y el protéico, el Canditest y/o el Koprocheck, para estudiar el intestino, la medición de la oxidación celular (FORT) y la capacidad antioxidante (FORD), el pH urinario, los metales pesados (Heavymetalscheck), la composición mineral, los biocatalizadores, e incluso un estudio bioenergético (Análisis RAH o incluso Biocheck Scanner).

Cuando ya hemos fijado el diagnóstico y hemos descartado otras enfermedades, haremos, como siempre, un tratamiento para la fibromialgia personalizado usando las técnicas de la medicina biológica y si es necesario, también, de la medicina convencional

Estudios recientes sobre la fibromialgia

La evidencia indica que la fibromialgia es una enfermedad con causas físicas subyacentes reales. Un rasgo definitorio de la fibromialgia es el dolor y la rigidez que se producen en puntos específicos a lo largo del cuerpo, llamados “puntos sensibles”. El área entre los omóplatos y la parte inferior del cuello tiende a ser la más dolorosa.

Cuando sentimos dolor, cualquier tipo de dolor, es porque ciertas terminaciones nerviosas son estimuladas. Estos nervios envían señales químicas a la parte del cerebro donde se siente el dolor. Los médicos y los científicos están comenzando a desentrañar la química del dolor. Las personas con fibromialgia tienen niveles químicos sensibles al dolor en el cerebro y en la médula espinal diferentes a los de las personas sanas, por lo que probablemente son más sensibles al dolor.

Los medicamentos prescritos por los médicos para el dolor por fibromialgia, tales como el ibuprofeno, el naproxeno, o los relajantes musculares o antidepresivos, son muchas veces ineficaces. Los tratamientos no farmacológicos son más propensos a ayudar. El calor y el masaje, por ejemplo, pueden proporcionar alivio del dolor a corto plazo. El ejercicio aeróbico moderado regular también puede aliviar el dolor muscular y la natación, caminar y andar en bicicleta pueden ser excelentes opciones.

La fibromialgia podría estar causada por el virus de Epstein Barr

Conforme a un estudio del Center for the Biology of Chronic Disease (CBCD), el virus de Epstein Barr ha sido considerado recientemente como una posible causa de la fibromialgia. Según el Dr. William Pridgen, los virus del herpes pueden ser la causa subyacente, y la clave para entender la fibromialgia. Otros científicos expresan puntos de vista similares afirmando que la fibromialgia es principalmente un síndrome viral. Los agentes causales son el virus de Epstein Bar y el Citomegalovirus. Ambos virus son de la familia herpes y ambos causan la mononucleosis en su fase infecciosa aguda. Otros virus de la familia herpes también han sido implicados en esta enfermedad, pero no tan frecuentemente. Otro estudios apuntan su causa hacia una infección por Mycoplasma pneumoniae.

Estudio del cerebro ofrece pistas sobre cómo funciona la fibromialgia

Marina López-Solà, del departamento de Psicología y Neurociencia de la Universidad de Colorado, es la autora principal de un estudio que sugiere que los escáneres cerebrales demuestran que las personas con fibromialgia reaccionan de forma diferente ante lo que otras personas considerarían signos y señales no dolorosas.

Fibromialgia, estudio cerebral
El estudio nuevo ofrece pistas sobre lo que podría ir mal en el sistema nervioso de las personas con fibromialgia, junto con posibles nuevos enfoques para aliviar su dolor.

Los nuevos resultados sugieren no sólo que la fibromialgia se relaciona con un mayor procesamiento de señales relacionadas con el dolor sino también con un procesamiento de otros tipos de señales sensoriales no dolorosas que puede ser importante abordar durante el tratamiento, señala la investigadora López-Sola.

El equipo utilizó “imágenes funcionales de resonancia magnética”, que miden los cambios de flujo sanguíneo en el cerebro, para evaluar las respuestas del cerebro entre 35 mujeres con fibromialgia y 25 mujeres similares sin el trastorno.

Las pacientes con fibromialgia eran más sensibles a la estimulación no dolorosa en comparación con las personas sin el trastorno, según informan en Arthritis and Rheumatism.

Los investigadores mostraron a las personas algunos colores, y tocaron algunos tonos y pidieron a los sujetos que realizaran tareas motoras sencillas al mismo tiempo, como tocar la punta del pulgar derecho con otro dedo.

Las áreas de la corteza del cerebro responsables principalmente del procesamiento de señales visuales, auditivas y motoras se activaron de forma significativa en el grupo sano de comparación, pero no en el grupo de fibromialgia.

Sin embargo, otras regiones del cerebro que no son relevantes para el procesamiento principal se activaron en los enfermos de fibromialgia, pero no en el grupo sano.

Lo que parece estar sucediendo es que los cerebros de los pacientes con fibromialgia están procesando menos ciertos tipos de información sensorial en las primeras fases de la transformación, pero también están amplificando la señal a un nivel posterior de la integración sensorial de múltiples entradas sensoriales, dijo López-Sola.

Estos resultados proporcionan más apoyo a la idea de que las estrategias psicológicas dirigidas a cambiar el foco de atención del organismo a estímulos externos podrían ser útiles para estos pacientes.

La investigación realizada por López-Sola y sus colaboradores sugiere que las personas con fibromialgia sufren de un déficit central de procesamiento de múltiples tipos de estímulos sensoriales, no sólo del dolor. Eso podría ayudar a explicar por qué muchas personas con fibromialgia también sufren a menudo de fatiga, problemas cognitivos o de perturbación de ánimo.

Puedes leer aquí este estudio sobre la fibromialgia 

Osteoarticular y regenerativa
¿Te ha gustado el post? Compártelo en tu red social
También puede interesarte


Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios