Enfermedad del colon irritable

Síntomas del colon irritable

Dolor abdominal y cambios en el ritmo intestinal, sin que aparentemente haya una alteración en el metabolismo del intestino son los síntomas más característicos del colon irritable.

Colon irritable dolor estomacal

Si ha habido una infección intestinal como causa, este síndrome se llama síndrome de intestino irritable pos-infeccioso.

El síndrome del colon irritable sucede con más frecuencia en personas menores de 45 años, y normalmente las personas comienzan a experimentar los síntomas entre los 25 y los 30 años.

La mayoría de pacientes tienen síntomas leves como son:

  • El dolor abdominal
  • Sensación de estar lleno
  • Gases
  • Distensión y modificaciones del ritmo intestinal

Pero en ocasiones los síntomas pueden ser más graves y consistir en un dolor tan intenso que resulte incapacitante para la persona a la hora de realizar cualquier tarea cotidiana

Dolor abdominal

El dolor abdominal se presenta como difuso y punzante y se alivia tras la defecación, no manifestándose, habitualmente, en las horas de sueño. El dolor puede reaparecer cuando haya un cambio en la frecuencia de las deposiciones.

Cambios en el ritmo intestinal

Respecto a modificaciones del ritmo del intestino, suele producirse estreñimiento o diarrea, o ambas de manera alternativa. La distensión abdominal es descrita como exceso de gases.

  • En el supuesto de la diarrea, habrá una necesidad urgente de tener una deposición, lo cual puede crear múltiples problemas físicos y sicológicos. Una diarrea intensa puede desembocar en deshidratación  y desequilibrio electrolítico
  • El estreñimiento puede llevar a la necesidad de hacer fuerza para evacuar y puede conducir a cólicos

Otros síntomas

También son síntomas muy comunes del colon irritable el ardor de estómago, el dolor torácico en el lado izquierdo del abdomen, las digestiones lentas y el dolor anal.

Muy molesta es también la sensación de necesitar defecar de manera constante, y, en el otro extremo, la incontinencia fecal.

La presencia de moco en las heces puede ser otro síntoma, y también la sensación de saciedad precoz al comer

Respecto a los síntomas no intestinales, resaltan las reglas dolorosas, molestias al orinar, dolores musculares y óseos, cansancio y dolor de cabeza.

Causas del colon irritable

En cuanto a las causas, la opinión más generalizada es que se trata de problemas digestivos con una influencia sicológica. La conexión cerebro-intestino está demostrada. Con el estrés los nervios se vuelven más activos, lo que origina la contracción del intestino y su mayor sensibilidad.

 Además, se proponen otros estados de salud que pueden influir en el colon irritable, como, por ejemplo, un cuadro de intolerancias alimenticias, o los factores genéticos.

Diagnóstico

Historia clínica y exploración física nos pueden determinar si se sospecha de la existencia de colon irritable, pero hay que realizar un diagnóstico por exclusión, para descartar que existan otras patologías. Para ello, se realizan pruebas de sangre, orina, heces, radiologías de abdomen, etc. Un análisis de heces es importantísimo.

Medida para paliar el colon irritable

Partiendo de la incidencia del intestino y del colon en la salud de nuestro organismo, es fundamental para el tratamiento establecer una serie de medidas  básicas higiénico-dietéticas, que pueden resumirse en:

  • evitar temporalmente los alimentos que desencadenan o  agravan los síntomas (café, alcohol, tabaco, gases).
  • Recomendar la realización de ejercicio físico adecuado a su edad y evitar el sedentarismo.
  • Si es habitual el estreñimiento hay que aumentar el consumo de fibra (frutas, verduras, ensaladas)

Hidroterapia de colon

Para el síndrome de colon irritable, una técnica con extraordinarios resultados es la hidroterapia de colon.

Colon irritable hidroterapia de colon

Para los supuestos de estreñimiento, diarreas crónicas, gases intestinales, colon irritable, bloqueos metabólicos, como coadyuvante en los tratamientos de la obesidad, alergias, curas de desintoxicación, enfermedades cutáneas crónicas (psoriasis, acné, eczemas), la hidroterapia de colon es fundamental.

Los beneficios de la hidroterapia de colon son:

  • la evacuación de los restos fecales y toxinas retenidos durante tiempo
  • la estimulación del sistema defensivo
  • la regulación de la porosidad intestinal
  • el apoyo al reequilibrio de la flora intestinal
  • la mejora la motilidad intestinal

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios