Enfermedad de Crohn. Nuevo tratamiento para prevenir la fibrosis

Bloqueo intestinal

La enfermedad inflamatoria intestinal incluye la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. La mayoría de personas son diagnosticadas de Crohn antes de los 35 años y si bien estas afecciones crónicas se pueden tratar, actualmente no hay cura con la Medicina Convencional, pero sí es posible con las técnicas de la Medicina Integrativa, especialmente la Biomedicina Inmunogenética, de la cual es pionera en Europa Biosalud Hospital de Dia

La enfermedad de Crohn es una enfermedad a largo plazo que causa inflamación en el revestimiento del sistema digestivo. Aunque la enfermedad puede afectar a cualquier parte del tracto gastrointestinal, las zonas que comúnmente se ven afectadas son el final del intestino delgado (íleon) o el intestino grueso (colon)

Crohn - inflamación

Una de las principales complicaciones de la enfermedad de Crohn es el desarrollo de la fibrosis, en la que los intestinos se bloquean por tejido conectivo engrosado o cicatrizado, y se hacen tan estrechos que los alimentos y las heces son incapaces de pasar.

La fibrosis se produce por una sobreproducción de proteínas –incluyendo el colágeno- que, por lo general, está involucrado en el proceso de cicatrización de los tejidos.

Una mutación desactiva el receptor de la hormona y previene la fibrosis

No hay medicamentos eficaces para el tratamiento de la fibrosis, aunque sí ha habido cierto éxito en el tratamiento de la inflamación asociada con la enfermedad de Crohn.

Enfermedad Crohn

La cirugía y la cirugía repetitiva es común y a menudo se requiere para restaurar la digestión. Alrededor del 70 por ciento de personas con enfermedad de Crohn necesitan cirugía y  aproximadamente el 30 por ciento de individuos que tienen cirugía experimentan recurrencia de sus síntomas en 3 años y hasta el 60 por ciento tendrán recurrencia en 10 años.

Los científicos inyectaron ratones con un tipo de salmonela que imita los síntomas –incluyendo la fibrosis- causados por la enfermedad de Crohn.

El equipo encontró que una mutación particular impedía a los ratones desarrollar fibrosis y además la mutación había desactivado un receptor de hormona responsable de inducir parte de la respuesta del sistema inmune – la inflamación. Los descubrimientos se publicaron en Science Immunology

“Hemos encontrado lo que creemos que son las células inflamatorias que conducen a la fibrosis” dice el co-autor Kelly McNagny, profesor del Departamento de Medicina Genética y co-director del Centro de Investigación Biomédica de la Universidad de British Columbia

El gen que era defectuoso en esas células es un receptor de la hormona, y hay medicamentos disponibles que pueden ser capaces de bloquear el receptor de la hormona en las células normales y prevenir la enfermedad fibrótica” añade McNagny

La fibrosis es una respuesta a la inflamación crónica, pero también es un proceso que ocurre durante el envejecimiento normal. Si se puede revertir esto, se ha encontrado en esencia una forma de promover la regeneración en lugar de la degeneración”.

La Medicina Integrativa en Biosalud busca las causas que están generando el proceso autoinmune, analiza la carga genética que se ha activado en el paciente y de este modo se protocoliza un tratamiento personalizado que conlleva la eliminación progresiva de los factores externos que han provocado la activación de la carga genética, así como la desactivación de dicha carga genética. Con esto, en muchos casos se consigue parar la evolución de la enfermedad autoinmune.
Por otro lado, con las técnicas actuales de Medicina Regenerativa, se está intentando revertir la fibrosis creada y de este modo, regenerar el tejido digestivo dañado.
Si tienes una enfermedad autoinmune, tus hijos pueden tener la misma carga genética, y la Medicina Integrativa puede hacer que esa carga genética de tus hijos, no sea nunca activada, mediante un tratamiento preventivo sencillo y de bajo costo.

Revertir la fibrosis puede promover la regeneración de tejido

McNagny observa que el método potencial de prevención de la fibrosis podría ser utilizado para las enfermedades que dan lugar a la fibrosis del tejido como la cirrosis hepática, enfermedad renal crónica, la cicatrización de ataques al corazón, y la degeneración muscular.

Creemos que potencialmente podemos bloquear complicaciones de todas estas enfermedades fibróticas relacionadas con la edad al reducir estos tipos de células inflamatorias en particular”, concluye McNagny.

La futura labor de McNagny y equipo se centrará en las pruebas de medicamentos para observar si la fibrosis se puede detener o revertir en ratones.

Fuente: medicalnewstoday

Enfermedades Autoinmunes
¿Te ha gustado el post? Compártelo en tu red social
También puede interesarte


Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios