Empieza el curso sin miedo a las alergias o intolerancias alimentarias de tus hijos

En Biosalud Day Hospital contamos con pruebas específicas que determinan con gran precisión qué alimentos pueden estar afectando a la salud de tus hijos

Comienza el curso escolar, los niños vuelven a las clases y también al comedor, las meriendas y las fiestas de cumpleaños. Y lo que para unos padres es una buena noticia, para otros, es una fuente de preocupación, sobre todo si tienen un hijo que sufre algún tipo de alergia o intolerancia alimentaria y tiene que comer en el colegio a diario. Y es que el simple contacto con un cubierto que haya tocado el alimento al que son alérgicos o intolerantes puede suponer un susto o provocar un malestar en el pequeño.

Como padres, es normal que os surjan dudas ante la posibilidad de que se dé un problema por la alergia o intolerancia de vuestro hijo. Sin embargo, esto no debe ser un obstáculo para una completa, saludable y adecuada alimentación y desarrollo de vuestro hijo. Sabiendo cuáles son los alimentos que provocan su alergia o intolerancia alimentaria y poniendo esto en conocimiento del colegio, no debería existir ningún problema para confeccionar un menú alternativo y para controlar que no tenga contacto con dichos alimentos. De esta manera, vuestro niño podrá disfrutar de la comida y no solo en el comedor escolar, también en cumpleaños, celebraciones o recreos.

El huevo, la leche, el trigo, el pescado, las legumbres y los frutos secos son los alimentos que más intolerancia producen entre los escolares. No obstante, es necesario distinguir entre alergias e intolerancias alimenticias. En las primeras, existe una reacción inmunitaria después de ingerir un determinado alimento. En las intolerancias, no hay una respuesta inmune. En este caso, lo que se produce es una incapacidad del organismo para procesar y digerir correctamente determinados alimentos, provocando una serie de síntomas que pueden ser parecidos a los de una alergia, incluidos gases, vómitos, diarrea, ardor de estómago y dolores de cabeza.

El gran problema de las intolerancias alimenticias es que suelen pasar desapercibidas. De hecho, un niño con una intolerancia puede digerir pequeñas cantidades de comida sin una reacción. Sin embargo, en muchos casos se detectan cuando los signos son tan evidentes que ya han creado serias consecuencias en el organismo mucho más allá de la propia intolerancia.

 

Comprueba si tu hijo es alérgico o intolerante a algún alimento

Si notas que tu hijo experimenta algún síntoma después de comer un alimento en particular, lo primero es comprobar si es realmente alérgico o si sólo tiene una intolerancia. La mejor manera de saberlo es a través de unas pruebas de alergia, ya sea con un análisis de sangre, una punción cutánea o un test ciego.

Además, en Biosalud hemos desarrollado un sistema de diagnóstico específico, que nos permite chequear hasta un total de 300 alimentos, que pueden producir una alteración en el sistema inmunitario. Gracias al test FoodINT® detectaremos aquellos alimentos que no le sientan bien a tu hijo y que le generan malestar. Identificando estos alimentos y reduciendo su consumo, se eliminarán sus problemas de digestión y malestares, mejorando su calidad de vida.

Además, en el caso de las intolerancias alimenticias infantiles, también es recomendable realizar el análisis FoodGen® para conocer cómo tiene que comer el niño según su genética. Se trata de un completo estudio genético diseñado por Biosalud, resultado de nuestra dilatada experiencia de más 30 años en medicina biológica, que analiza mediante una simple muestra de saliva los 20 genes relacionados con las necesidades de vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, incluyendo la intolerancia genética al gluten y a la lactosa.

 

Análisis de Neuropéptidos de gluten y caseína

Y aunque los productos derivados del trigo y los productos lácteos se consideran indispensables para una alimentación equilibrada, pueden ser muy peligrosos para tu hijo en el caso de que tenga problemas para digerir el gluten y la caseína. Por eso, es recomendable que para descartar una alergia o una intolerancia completes las pruebas anteriores con un análisis de Neuropéptidos.

La prueba de péptidos de leche y trigo que ofrecemos en Biosalud miden los niveles de estos péptidos problemáticos en la orina. Este test, además de permitirte conocer si tu hijo padece una alergia al gluten o a la caseína, te dará la posibilidad de mejorar su calidad de vida y adaptar su alimentación a las circunstancias de su intolerancia.

En cualquier caso, si los análisis salen positivos, en Biosalud utilizamos varios métodos dentro del mismo protocolo, pero individualizándolos para cada caso. De esta manera, conseguimos la máxima efectividad para la eliminación de la intolerancia alimentaria, salvo que sea genética.

En concreto, los métodos que usamos son:

  • Dieta de exclusión de alimentos intolerantes. Es decir, evitar el alimento que produce la alergia, pero con la finalidad es incorporar estos alimentos a la dieta a la mayor brevedad
  • Para ello hacemos un tratamiento de desensibilización específica secuenciada a los alérgenos bajo las bases de la homeopatía.
  • Regulación funcional del sistema inmunitario frente a los alérgenos positivos con biorresonancia.
  • Tratamiento sintomático específico con medicina natural.

Con los análisis descritos y este tratamiento de las intolerancias infantiles, en Biosalud logramos que muchos niños acaben con sus problemas de salud al tiempo que mejoramos su alimentación y, por consiguiente, su peso, encauzándolos hacia una vida sana y plena.

Medicina infantil
¿Te ha gustado el post? Compártelo en tu red social
También puede interesarte


Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios