La Dieta de la Zona, consigue mantenerte en un peso optimo

La Dieta de la Zona fue un descubrimiento del Dr Barry Sears, premio Nobel de Medicina, recomienda hacer cinco comidas diarias, las tres principales (desayuno, almuerzo y cena), más dos ligeras (a media mañana ya media tarde), no dejando pasar más de tres cuatros entre unas comidas y otras. De esta manera se evita el exceso de grasa corporal y que la acumulación de grasa se elimine en forma de energía.

La Dieta de la Zona, mantener el peso

La dieta de la zona es una “forma de vida” para reducir la inflamación inducida por la dieta, que es la causa subyacente del aumento de peso, enfermedades crónicas, y el proceso de envejecimiento. La dieta anti-inflamatoria de la zona es de gran alcance enfoque dietético para apagar genes inflamatorios. Después de la dieta de la zona durante toda la vida es la clave para una vida más larga y mejor.

El mejor indicador de la salud es su nivel de inflamación celular en su cuerpo. Más del 95% de los estadounidenses tienen niveles de inflamación celular, mucho más altas que las recomendadas por el Dr. Sears en sus muchos libros. El uso del programa de Zona 1-2-3 le permite reducir la inflamación celular a la mayor velocidad posible.

¿Cuáles son los beneficios del tratamiento de adelgazamiento?

A nivel psíquico, el paciente experimenta rápidamente una sensación de felicidad al lograr los objetivos establecidos sin pasar hambre y con la seguridad del control médico.

Se aumenta la autoestima y la seguridad en uno mismo, se recupera la alegría de vivir y se incrementa progresivamente la ilusión por las cosas cotidianas. En resumen, el paciente se siente más sano.

A nivel físico, el paciente aprende cómo tiene que comer, qué alimentos son los más adecuados para su constitución y tipo de vida, qué ejercicio tiene que hacer y cómo controlar su peso sin volver a una dieta.

En definitiva, el paciente aprende a vivir más sano y a prevenir las enfermedades -y no sólo a tratarlas cuando aparecen- bajo los criterios de la Medicina Biológica.

 

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios