Colitis ulcerosa

Enfermedad autoinmune, inflamatoria y crónica del intestino grueso

La colitis ulcerosa es una enfermedad autoinmune que afecta al intestino grueso. Como en todas las enfermedades autoinmunes, el sistema inmunitario interpreta, que una parte del intestino no forma parte de ese organismo, y lo ataca como a un intruso, creando una inflamación crónica intestinal (colitis) que va lesionando (ulcerando) el intestino.

El concepto de una enfermedad autoinmune puedes visionarlo en este vídeo del Doctor Mariano Bueno

Es también una enfermedad inflamatoria. Y es también crónica, aunque los afectados tienen bastantes períodos de tiempo asintomáticos, con picos de la enfermedad que aparecen y desaparecen en dependencia de varios factores.

Afecta a la parte del intestino grueso que va desde el ano, por el recto, hasta su inicio, el ciego. El resto del tubo digestivo no resulta afectado por la enfermedad, lo cual diferencia la colitis ulcerosa de la enfermedad de Crohn. No obstante, la colitis puede tener repercusiones significativas en otras partes del organismo.

Es difícil pronosticar cuándo tendrá lugar un nuevo brote de colitis en la persona que la padece. Y no existe en Medicina Convencional un tratamiento definitivo contra esta dolencia.

Por el contrario, la Medicina Integrativa nos ofrece primer la posibilidad de detectar la causa que realmente ha ocasionado el proceso autoinmune y por tanto, tratarlo. Finalmente, la Medicina Regenerativa puede contribuir a la regeneración de las zonas lesionadas y poder retornar al estado de salud previo a la enfermedad.

La colitis ulcerosa tiene más incidencia en países como EE.UU o Canadá que en España, por ejemplo, donde se dan 5-10 casos por cada 100.000 habitantes. Asimismo, es posible que una predisposición genética sea la responsable de que haya más personas afectadas de raza judía que de otras razas.

El desarrollo de esta enfermedad en España y en otros países industrializados resulta de factores genéticos y factores ambientales, como reconoció el presidente de la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD), Enrique Domínguez.

El estrés, la alimentación que llevamos y nuestro ritmo de vida son factores ambientales que pueden determinar la aparición de colitis ulcerosa, quizá no uno por uno, pero sí todos juntos.

Respecto a la cualidad de enfermedad inflamatoria, la colitis se dará más en aquellas personas que tengan cierto sobrepeso u obesidad, ya que la obesidad favorece la aparición de reacciones inflamatorias más intensas.

Lo cierto es que en nuestro país, y debido al abandono paulatino de la llamada dieta mediterránea por las nuevas generaciones, se está dando un aumento de estas patologías y de los procesos inflamatorios, lo que, a la postre, se traduce en un mayor gasto sanitario.

Además, la inflamación crónica es siempre la antesala de las mutaciones que pueden llevar al cáncer.

¿Por qué el sistema autoinmune se equivoca provocando una enfermedad como la colitis ulcerosa?

Aunque no se ha demostrado aún su relación con un microorganismo concreto, es la opción más lógica que la colitis se desarrolle por una infección, quizá una infección sin importancia, pero que provoca el error en el sistema autoinmune.

En Biosalud, siempre decimos que la causa está en el intestino y siempre, también, tenemos la sospecha de que una infección como el Lyme, que simula otras enfermedades, podría estar detrás. Y el Lyme sí que tiene importancia.

Los genes del cromosoma 6 que contribuyen a la constitución del sistema inmune se han relacionado también con la colitis ulcerosa. Pero tiene que haber algo más que inicie esta enfermedad y no basta sólo con esta predisposición genética.

La colitis ulcerosa. Síntomas intermitentes

Los síntomas de la colitis ulcerosa pueden variar, dependiendo de la severidad de la inflamación y de donde se produce.

Colitis ulcerosa

Si quieres insertar esta infografía en tu web copia este código:

<div><a href=”http://biosalud.org/blog/colitis-ulcerosa/” title=”Colitis ulcerosa” target=”_blank”>
<img src=”http://biosalud.org/wp-content/uploads/colitisulcerosa-1024×793.jpg” alt=”Colitis ulcerosa”></a></div>

Los médicos suelen clasificar a menudo la colitis ulcerosa de acuerdo a su localización.

Los síntomas que puedes tener si tienes colitis ulcerosa son:

  • Diarrea, muchas veces son sangre o pus.
  • Dolor abdominal y calambres
  • Dolor en el recto
  • Sangrado rectal, con pequeña cantidad de sangre con heces
  • Urgencia para defecar
  • Incapacidad para defecar a pesar de la urgencia
  • Pérdida de peso
  • Fatiga
  • Fiebre
  • En los niños, fallo de crecimiento

Complicaciones

Las posibles complicaciones de la colitis ulcerosa son:

  • La hemorragia grave
  • Un agujero en el colon (colon perforado)
  • La deshidratación severa
  • Enfermedad hepática (rara)
  • La pérdida de hueso (osteoporosis)
  • La inflamación de la piel, las articulaciones y los ojos, y úlceras en el revestimiento de la boca
  • Un aumento del riesgo de cáncer de colon
  • Una rápida hinchazón del colon (megacolon tóxico)
  • Mayor riesgo de coágulos de sangre en las venas y arterias

Tratamiento de la colitis ulcerosa por la medicina biológica (integrativa)

Ya hemos hecho referencia bastantes veces a la conveniencia de la hidroterapia de colon para el mantenimiento del buen funcionamiento del intestino. La técnica consiste en la irrigación del intestino con agua filtrada e ionizada y con una temperatura controlada.

Igualmente, será necesario controlar la alimentación y prestar especial atención a un tratamiento individualizado en la dieta

Remedios de la medicina  biológica

Y hay más remedios de la medicina  biológica para esta enfermedad.  Exponemos algunos:

Algunas terapias de uso general incluyen:

  • Los suplementos fitoterápicos y nutricionales.
  • Los probióticos. Los investigadores creen que añadir bacterias beneficiosas (probióticos) que se encuentran normalmente en el tracto digestivo podría ayudar a combatir la enfermedad.
  •  El aceite de pescado actúa como un anti-inflamatorio, y hay evidencia de que la ingesta de aceite de pescado para los aminosalicilatos puede ser útil por ser rico en Omega 3.
  • Aloe vera. El gel de aloe vera puede tener un efecto anti-inflamatorio para las personas con colitis ulcerosa, aunque también puede causar diarrea.
  • Acupuntura. El procedimiento consiste en la inserción de agujas finas en la piel, lo que puede estimular la liberación de los analgésicos naturales del cuerpo.
  • La cúrcuma. La curcumina, un compuesto encontrado en la cúrcuma, se ha combinado con las terapias estándar con colitis ulcerosa en los ensayos clínicos. Existe alguna evidencia de beneficio, pero se necesita más investigación.

Recomendación para la colitis ulcerosa

Los cambios en la dieta y el estilo de vida pueden ayudar a controlar los  síntomas y alargar el tiempo entre los brotes de la enfermedad. 

No hay evidencia firme de que lo que comemos realmente cause  la enfermedad inflamatoria intestinal. Pero ciertos alimentos y bebidas pueden empeorar los signos y síntomas, especialmente durante un ataque o brote.

Si descubres que algunos alimentos están causando un brote de síntomas, puedes intentar eliminarlos

Nosotros te aconsejamos que:

  • Limites los productos lácteos
  • Pruebes alimentos bajos en grasa
  • Limites la fibra si es un alimento problemático
  • Haz comidas pequeñas
  • Piensa en consumir multivitaminas

Y, muy importante, controla el estrés, con ejercicios de respiración y relajación, o con la técnica de la biorretroalimentación, cuyo objetivo es reducir la tensión muscular y conseguir un estado de relax.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios