Análisis por termometría

En Biosalud estamos especializados en encontrar las causas de las enfermedades, algo fundamental para diseñar el tratamiento personalizado más adecuado.

Una de las técnicas más avanzadas para realizar un diagnóstico certero es la termometría de regulación infrarroja, una tecnología que se basa en que nuestro sistema nervioso autónomo tiene la misión de regular unas constantes vitales de nuestro organismo.

Una de ellas es la temperatura. Nuestra temperatura es constante, unos 36 grados en todo momento, siempre se mantiene.

Eso lo hace nuestro sistema nerviosos autónomo. Con el termómetro medimos la temperatura en una serie de puntos del cuerpo conectados con diferentes estructuras del organismo.

Chequeamos la capacidad de adaptación del cuerpo a diferentes estímulos y niveles de temperatura.

Toda la información que recogemos se vuelca en una base de datos que, combinada con los parámetros del paciente, nos ofrece un informe sobre los órganos que no funcionan, si hay problemas linfáticos, acumulación de metales pesados, las piezas de nuestra boca…

Esta es una técnica de diagnóstico no invasiva que nos permite ganar eficacia para encontrar el origen de la enfermedad.

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios