Análisis genético de alimentos

Adelgazar gracias al perfil genético

Adelgazar gracias al perfil genético es adelgazar ajustándonos a nuestro mapa genético, lo que equivale a un tratamiento de adelgazamiento a la carta.

La obesidad depende de factores ambientales, como la dieta o el sedentarismo, pero también de los genes. Por ejemplo, las señales de la saciedad se regulan genéticamente. Hay más de 300 genes que intervienen en la obesidad.

Con una alimentación conforme a las necesidades de los genes del individuo podemos tratar las enfermedades relacionadas con el metabolismo y otras que genéticamente pudieran estar determinadas para un individuo en concreto.

Los test genéticos de nutrición

Pero, ¿Cómo podemos saber lo que tenemos que comer según nuestros genes?

Es sencillo. Biosalud utiliza el test FoodGen®

Este análisis genético de alimentos nos dice como tiene que alimentarse una persona respecto a su genética.

Es también un estudio genético que analiza además 20 genes relacionados con las necesidades de vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, incluyendo la intolerancia genética al gluten y a la lactosa.

Los genes determinan nuestros requerimientos nutricionales y el FoodGen® se encarga de personalizarlos.

El informe explica las variantes genéticas y la Tabla de Nutrientes facilita el diseño de una dieta personaliza con las cantidades óptimas de cada uno.

El resultado es una dieta para su cliente y para nadie más, con efectos significativos en su salud y bienestar.

Si además queremos conocer qué proporción del acúmulo de grasa de una persona puede atribuirse a factores genéticos y cuál va a ser su respuesta al tratamiento, tenemos el test de obesidad ObesityGEN®, que nos permite elegir la intervención dietética de mayor probabilidad de éxito para el paciente.

Adelgazar con una dieta personalizada

Obtener a través del estudio genético de un individuo una dieta personalizada para él es el objetivo de la Nutrigenómica. Y uno de los mayores especialistas en este tema es español, nacido en Zaragoza. Se trata del Dr Jose María Ordovas.

Análisis genético obesidad. Dr. Ordovas

Está considerado como uno de los fundadores de la nutrigenómica y ha contribuido a la formación de un gran número de investigadores. Sus estudios genéticos incluyen poblaciones en todos los continentes.

Con la nutrigenómica tendemos a un modo de nutrición personalizada que puede evitarnos enfermedades como la obesidad o la diabetes. Se trata de combinar dos ciencias que no han caminado juntas, la nutrición y la genómica.

No obstante, se necesitan todavía más estudios y la generalización de esos estudios a toda la población. Mientras tanto, el Dr. Ordovas nos recomienda “mantener los hábitos nutricionales de cada región”. Y la región se entiende en sentido amplio. Por ejemplo, la región mediterránea. Otro consejo de este experto es que respetemos la estacionalidad de los alimentos. Además, mientras para unos individuos una grasa determinada, como la del bacon, puede ser realmente nociva, para otras personas no lo será tanto o simplemente no lo será.

Y es que existen sujetos más predispuestos a la obesidad porque lo expresa su ADN. Sin embargo, el sujeto tiene que proyectar esa predisposición con hábitos poco saludables. Y por otra parte, si una persona que tiene predisposición genética a la obesidad practica buenos hábitos, evitará que la obesidad se exprese.

Dietas basadas en los genes. Estudios

Una investigación reciente llevada a cabo por el Dr. Nicola Pirastu, de la Universidad de Trieste, en Italia,  dividió en 2 grupos a individuos obesos, dando a uno una dieta según sus genes , y al otro grupo no, y demostró que “a pesar de que no hubo diferencias significativas de edad, sexo y de IMC (Índice de Masa Corporal) entre los dos grupos al inicio del estudio, las personas del grupo que habían seguido la dieta a base de genes perdió el 33 por ciento más de peso que los individuos del otro grupo, y el porcentaje de la masa corporal magra también aumentó más en el segundo grupo.

Análisis genético de obesidad. Estudios

Descubrir las bases genéticas de las preferencias de gusto y de los alimentos, puede llevarnos a aumentar no sólo la eficacia de las intervenciones nutricionales, sino también el cumplimiento de las mismas.

Otro estudio realizado por el Dr. Pirastu involucró un análisis de muestras de ADN de 4.000 voluntarios europeos y asiáticos que descubrió 17 genes asociados con el gusto por ciertos alimentos.

La gama de alimentos fue amplia, incluyendo el tocino, café, achicoria, el chocolate negro, queso azul, helado, hígado, mantequilla, zumo de naranja, yogur, vino blanco y champiñones.

Sorprendentemente, ninguno de los genes juega un papel activo en el sabor o la percepción del olfato.

“Hemos encontrado una fuerte correlación entre el gen HLA-DOA y el gusto por el vino blanco, pero no tenemos idea de cuál de las características del vino blanco influye en este gen “, dijo el Dr. Pirastu, quien presentó sus hallazgos en la reunión anual de la Sociedad Europea de Genética Humana (ESHG) en Milán.

Estos estudios sobre la influencia de los genes en la dieta serán importantes para la comprensión de la interacción entre el medio ambiente, los estilos de vida, y el genoma en la determinación de los resultados de salud.

Análisis genético de Alimentos. Infografía Biosalud

 

Si quieres insertar esta infografía en tu web copia este código:<div><a href=”http://biosalud.org/blog/analisis-genetico-alimentos/” title=”Análisis genético de alimentos” target=”blank”>
<img src=”http://biosalud.org/wp-content/uploads/analisisgeneticoalimentos.jpg” alt=”Análisis genético de alimentos”></a></div>

También puede interesarte



Envía un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios